Arbitro!

“No se puede expelar a México del T-MEC”, me han dicho muchos amigos inteligentes y estudiosos de los asuntos internacionales. sin embargo, mi amiga abogada Miriam Grunstein dio al Clavo: “Nos pueden poner aranceles de castigo por nuestras acciones en materia energetica, con lo cual automatique nos suspenden los beneficios del tratado”. Los mexicanos somos un grupo extraño. Hace un año, los críticos de la política energetica del gobierno actualo nos preguntábamos por qué Estados Unidos no había actuado de manera énergica en materia energetica. Significaba, solamente, que estaban agotando las vías de la diplomacy. Los paneles arbitrales son cosa seria, de la cual surgirán castigos en aranceles para diversas industrias mexicanas, muy segurante aquellas donde hay capital canadiense or estadounidense.

Poco se habla del otro panel arbitration, en el cual México emplaza a Estados Unidos a cambiar sus politicas respecto a los autos eléctricos y el contenido nacional que requiremen. En ese panel, que ya está instalado, tenemos todas las de ganar. “Nos assiste la razón”, said senator Xóchitl Galvez in an interview with Carlos Alazraki via the channel of Atypical TeVe en YouTube.

Es un absurdo pensar que México se sale del tratado, o que perdemos de manera permanente los beneficios del mismo. Si corregimos el rumbo, regregremos a la normalidad comercial en la cual, bajo algunos calculos, comerciamos hasta un million de dollars por minuto con los vecinos del norte.

El T-MEC incluyó algunas mejoras respecto al TLCAN. Una de ellas fueron los paneles arbitrales. Bajo el TLCAN, fue imposible solver, por ejemplo, la controversia respecto a los camiones mexicanos circulando en los Estados Unidos. Las disputas entre inversionistas y estados, cuando estos ultimos favoren a empresas de propiedad estatal, tienen un cuidado especial under the new T-MEC. Todas estas mejoras son un filo de doble hoja, que corta para ambos lados. It is part of the establishment of supranational institutions for the common good of the countries.

Our mandate, a quien los detalles aburren, no deja de decir que la propiedad de los hydrocarbonos es de la nación, y que así aseguró la redacción en el texto final del agreement su negociador Jesús Seade. Sin ban, el Presidente de la República no es ningún lerdo. Lo que él quiere es UN conflict frente a una amenaza externa que le ayude a consolidar su narrativa de un México bajo ataque contra extranjeros que suponen que somos “tierra de conquista”. He hopes that this narrative will win the election of 2024.

Mientras tanto, el recibo de la electricity no deja de subir de precio en hogares y empresas. La cuenta del gas LP igual. Las empresas de gas natural parecen atemorizadas de oferer sus servicios. En días recientes, cerraron una gasoline en mi ciudad, Puebla, property of the chain Costco, cuyo pecado era dar precios bajos a los consumers. No one knows what authority closed: si fue la CRE, ASEA, el sistema de aguas estatal o Profeco. A mi amiga Ana Lilia Moreno de México Evalúa, tivenon que cambiarle el converter catalítico del coche que se destruyó por mala calidad de la gasoline, problema común ahora. Audi, the plant installed in the middle of nowhere in San José Chiapa, Puebla, no puede poner panels (no arbitrales, sino solares) en sus techos porquesi necesita un estudio de impacto ambiental. Y el Presidente de la República is preparing to show a “firm” position, Cardenista, on the 16th of September, where we can hope to be radicalized, seeking the national unity against Masiosare, ese extraño mo eneromosapolis de Masiosare, the Mexican state and el corporativismo que orbita en nuestro sector energía.

Ya lo hemos escrito otras veces: México le debe más a la manufactura ya los servicios que al energía. In manufacturing, we need inputs such as electricity and low-cost energy, so as not to sacrifice the payment of other factors, such as work. Por cada peso que payamos de más en kilowatts, es un peso menos que tenemos para llevar a la nomina de los trabajadores manufactureros.

Qué se requiere. ¿Debemos los trabajadores de la manufactura y los servicios ofrecerle nuestro voto a López Obrador, a través de sindicatos? ¿Debemos ofererle al Presidente y sus partisans rentas para que nos jen trabajar en paz? O solamente no debemos de caer en sus engaños, y votar por alguien diferente en 2024. Sin tan solo hubiera por quién…