Psychopathology of everyday life: Why don’t we forget?

Algunas veces no logramos un logramos un nombre, una date o un adresse que searchamos afanosamente en nuestra memoria au cuando seria practica impossibile tal elvido due to nuestra familiaridad con el dato questado. En cambio, otras veces no podemos olvidar una melodía pegajosa, un pensamiento machacante o una idea absurda. Cuando así ocurre, estos phenomenos obsesivos nos invaden, infestan nuestra vida mental y no los podemos quitar de encima.

Es necesario partir del hecho de que no es pertinente dar una respuesta general a situaciones specifices because each case is different. Por otra parte, desde la publication de La psicopathología de la vida dailyde Sigmund Freud, en 1901, ha preponderado la difusión delapsus linguae y olvidos como formations sintomáticas y, en cambio, se ha desattendido lo que podriamos llamar la ineficacia del olvido.

The prohibition of sin, cuando United Nations contenido de pensamiento O una idea machacona no nos abandonan, eso también forma parte de la psicopatología cotidiana. Aquí me interesa señalar dos tipos de presencias-me refiero a los phenomenos que durante un tiempo no se dejan olvidar-. Cada una de ellas responde a hypotesis causales diferentes. I will refer here to the specificity of these two types of unforgettable presence and their unconscious determinations.

Dos tipos de presencias que no se dejan olvidar

The first type of obstinate mental presence shares the logic of symptomatic forgetfulness. En ellos, el material que se pretende recordar se nos oculta por el hecho de mantener vínculos con contenidos reprimidos -es decir: sofocadas a causa del sufrimiento psíquico que ocasian-. En las presencias obstinadas ocurre lo mismo: el phenomeno parasitario tiene vínculos con un material unconsciente reprimido y, por lo tanto, funciona como representative de dicho contenido. Perhaps the típico example con que cuenta la teoría psicoanalítica sea el comentado por T. Reik en La melodía inquietantesu estudio sobre Gustav Mahler, a proposito de un encargo que le hace Freud: la redacción del discurso fúnebre dedicated to the recently deceased K. Abraham.

Por otro lado, algunas veces las presencias lamentablymente inolvidables, omnipresentes, obedecen a otro tipo de origen. In these cases, they do not obey the determinations of a repressed content of which their representatives are aware. This otro tipo de presencias tenaces dan cuenta decontenidos traumáticos que en su franqueamiento de la barrera del dolor no acceden al statuto de la represión, ya que para ello they should pertenecer de pleno derecho al registro simbólico. En este caso, se trata de irruptiones de lo real que, desde fuera del aparato síquico -para utilizar la metaphora Freudiana- pujan por ser admittedidas en él. Tal insistencia suele arrojar como productos la siguiente variety de phenomenos: ideas obsesivas, sueños recurrentes, flashbacks y otras presencias similares. These phenomena share a structural characteristic: they intend to inscribe in the psyche an experience that, due to trauma, has been produced outside the possibility of subjectivation. Dicho de otra manera, ellos son intentos de “ligar” -para decirlo con un termun freudiano- aquellas esquirlas importantes traumáticas “desligadas”.

Two types of causality

In the first case, the presence of molestation is the symbol of the repression of the suffering contents. En el ejemplo mentioned, Reik, profundo admirer de Mahler, a partir del encargo de Freud del panegírico para Abraham, desde ese momento hasta la escritura y finallymente alocución del discurso en la Sociedad Psicoanalítica psicoanalítica de composerosporoseena de composerosporoseena, finale de la Segunda Sinfonia. Una obra que en sus inicios fuera compuesta como marcha fúnebre y en su movimiento final inclueda la oda titulada “Resurrección”.

A Reik le sorprende not only the obsessive presence of the melody, but his liberation from the same luego de pronunciado el logio funebre. Al cabo de ello, Reik tells us that his relationship with the recently deceased was of a tone similar to that which his admired Mahler, the author of the automatic melody, had maintained with his teacher Hans von Bülow. Ambas parejas de varones representaban professor y discípulo. Also, another coincidence: against the dream of young Mahler to compose music, von Bülow gave him a terrible admonition: “Lo suyo no es música, es lo más horrible que he escuchado, no se dedique a componer. Por su parte, Abraham, con quien Reik se había analizado, le había dicho que se dedicara a la investigación ya las actividades académica, pero que no practicara el psicoanálísis.

The pronunciación del discurso funebre produced the cessation of the obsessive melody. According to Reik’s own analysis, his public speech freed him from the agony that Abraham’s admonitional word represented against his aptitudes as a psychoanalyst: finally, he who had died was his enemy. De este modo, el analisis de este episodio devela la lógica identificatoria de Reik con Mahler y la secuente analogia evocada por las dos parejas de varones, maestros y discípulos, represores y reprendidos, en.

En cuanto al segundo tipo de presencia inquietante, molesta, los sueños recurrentes y también ideas hyperintensas y obsesivas, ellas no producaciones sintomáticas inserted in la trama discursive que , encient paín de elcotay, en el trama discursive que , encient paín de elcos , en la trama discursiva. When the latter is an analyst, there is room for the most subtle patterns of memory and oblivion to take their place in the conversation, exposing in this way the logic that sustains the symptomatic formation, the construmoción of the conversation. In this second type of traumatic presence, what is in the foreground is the anguish of the traumatizing power once again, the display of discursive continuity violently interrupted by extra phenomena.

En el primer caso, la presencia molesta e inolvidable representa el padecimiento psíquico reprimido a través de una manifesta ineficacia del olvido. El resultado es que, para mantenar a raya lo sepultado, se Torna necessaria una presencia constante que funciona como tachadura de que hay represión, al miso tiempo que la lata, en una manifestation ironically distractiva retorno de loprimido. In the second case, the invasive presence embodies the non-subjectivated trauma that seeks to enlazarse a la the warp of the symbolic, made difficultly possible, salvo que una escucha analytica aloje ese fuera de discursíléto de la sue de la simbólide. hay angustia y desasosiego.

Psychoanalyst. Dr. N. Psychology. Magíster en Psicoanálisis. Expertise in Metodología de la Investigación. Professor DY Licenciado en Psychology (UBA). Entre otros libros, ha publicado Vivir mejor. Un desafío cotidiano (Paidós 2021); The social function of schizophrenia. Una perspectiva psicoanalítica (Eudeba 2020); clinica de la elección en psicoanálisis. Volume I y II (Letra Viva 2013).